Contralapicero: instrumento que borra lo que ya está escrito.

Juan había hecho un descubrimiento asombroso. Bloqueado como estaba en su faceta de escritor, incapaz como era de completar una sola línea original y con sentido, descubrió que el viejo lápiz que guardaba en el cajón se había convertido, por su propia incapacidad, en un contralapicero, capaz de absorber las palabras ya escritas por otros y de transformarlas en otras nuevas, conjurando textos nuevos que vertía al papel con la frescura de los originales. Así fue como se convirtió en escritor.

 

 

    Quiero comprarme un lapicero para poder regalarlo a todos aquellos "importantes" que con sus plumas gobiernan el mundo. Para que cada vez que escribiesen, en el papel se dibujasen argumentos contrarios y las leyes y decretos favoreciesen a aquellos que en principio van a desfavorecer. Si lo encontrase lo patentaría y a escondidas lo llamaría Contralapicero